Busca tu nicho de mercado

Busca tu nicho: 4 motivos por los que deberías considerar dejar de vender a todo el mundo

El que mucho abarca, poco aprieta

Algo que se cumple (y mucho) cuando se trata de vender un producto o un servicio. La mayoría de las empresas intentan llegar a todo el mundo enviando un mensaje generalista con la esperanza de ser escuchados por el mayor número posible de personas. Pero lo dramático de esta estrategia es que consiguen justo el efecto contrario.

The riches are in the niches

Lo has escuchado mil veces: la riqueza está en el nicho. Y aunque puedas pensar que si reduces el público al que te diriges tendrás menos clientes, nada más lejos de la realidad.

Hay cuatro razones por las que deberías centrarte en un nicho y todas tienen algo en común: te ayudarán a alcanzar tu objetivo de la forma más eficaz posible.

Ya sea que busques riqueza, respeto, reconocimiento, fama, o simplemente un poco más de éxito del que tienes ahora, convertirte en experta de un nicho te ayudará a conseguirlo.

¿No me crees? Ahí van las cuatro razones.

1. Menos competencia

Dejarás de pelear con decenas de negocios generalistas de tu sector por conquistar a una audiencia. Te centrarás en una pequeña parte de esa audiencia, que te percibirá a ti (y no a los otros) como la solución a su problema concreto.

2. Más eficiencia

No perderás el tiempo intentando doscientas estrategias, probando suerte en ocho redes sociales, queriendo vender a todo el mundo y conectar con gente que pasa de ti y de tu propuesta.

Podrás centrarte en uno o dos objetivos definidos y aquellas personas a las que tu servicio les solucione su problema concreto, terminarán por acudir a ti como las abejas a la miel (siempre y cuando tengas una estrategia y dediques tiempo, pasión y mucho cariño a lo que haces).

3. Más beneficios

Si consigues comunicar confianza, transmitiendo tu especialización en tu sector, tendrás más posibilidades de aumentar tus ventas.

Además, al ofrecer un servicio especializado podrás incrementar el precio de tu servicio de forma razonable (no te pases), ya que podrás dar a tus clientes las soluciones concretas que buscan.

4. Mayor visibilidad

Si tienes una propuesta de valor concreta y elaboras un mensaje preciso que haga vibrar a la audiencia a la que te diriges, te resultará más fácil hacerte visible en el inmenso océano de Internet.

Me explico con un ejemplo:

Pongamos que María es una madre de familia que jamás ha utilizado una máquina de coser, pero en estos días se ha enganchado a Maestros de la costura y le ha entrado el gusanillo. Le encantaría poder hacerle ropa a su hija de dos años, así que, decidida a aprender, busca en Google información sobre cursos de costura.

Encuentra, entre otros muchos, los dos siguientes anuncios:

ANUNCIO 1: “Curso de costura a máquina” (negocio generalista)

ANUNCIO 2: “Aprende fácilmente a confeccionar ropa infantil. Con nuestro práctico método, serás capaz de diseñar y coser originales modelos para tus hijos en solo siete semanas, incluso si nunca has enhebrado una aguja” (negocio especialista)

Ambos negocios se dedican a dar clases de costura, pero ¿qué anuncio crees que llamará la atención de María?

En el primer ejemplo, el público objetivo es todo el mundo. Es un anuncio más entre cientos de anuncios, todos iguales. Sin personalidad, sin nada que lo distinga. Es como pretender encontrar una aguja en un pajar (y nunca mejor dicho).

En el segundo ejemplo el público objetivo son las mujeres sin experiencia que desean aprender a hacer ropa infantil. Probablemente si no eres madre, o si lo que buscas es hacerte tu propia ropa, no llamará tu atención (como tampoco llamará tu atención el primer anuncio, dicho sea de paso). Pero cuando María lo lee, piensa: es justo lo que estaba buscando.

Es más, probablemente haya buscado en Google algo tan concreto (aprender a coser ropa de niños sin tener experiencia previa), que el primer anuncio ni siquiera aparecerá en los resultados, o aparecerá bastante más abajo.

Enfocarte en un nicho te permite hacerte experto en ese campo (especialista en clases de confección de ropa infantil para mujeres). Será más fácil (y rápido) forjarte un nombre y que te conozcan por lo que haces. Eso te llevará a conseguir más ventas con menos esfuerzo y menos inversión.

Cursos de costura para mujeres sin experiencia que desean aprender a confeccionar ropa infantil

Además, podrás centrarte en aquello que te apasiona y en lo que eres buena.

Y no tendrás que estresarte aprendiendo a hacer de todo (con todo el tiempo y energía que ello conlleva).

Intentar ser de todo para todo el mundo es muy duro, ¿no crees?

Así que sepárate de la multitud, sigue tu propio camino y proclama a los cuatro vientos que tú eres diferente.

¿Te asusta? Quizás, pero sin duda merecerá la pena.

Cuéntame, ¿has superado este miedo? ¿has conseguido encontrar tu nicho?