5 pasos para construir una comunidad comprometida en Instagram

¿Quieres crecer y vender en Instagram?

Cuando empecé mi cuenta de Instagram durante el confinamiento, me pareció abrumador el número de perfiles que había relacionados con el marketing. Recuerdo que por un momento pensé: ¿qué hago yo aquí, si no voy a poder contar nada nuevo?

Pero entonces dije: qué narices. No se trata de qué voy a contar, sino de CÓMO voy a hacerlo. Y, lo más importante: para QUIÉN.

Quería conectar con mujeres emprendedoras, proactivas, que se buscan la vida. Con poco tiempo y muchas ganas de aprender y de hacer las cosas bien. Que tienen ideas y solo necesitan un poco de orden, un plan para implementarlas.

Respecto al cómo, tenía claro que:

  • quería alejarme de todo ese ruido corporativo que había vivido durante 15 años, en el que sentía que el marketing se centraba más en los KPIs, P&Ls y ROIs que en los propios clientes.
  • quería empezar a hacer las cosas a mi manera, con pasión, con el corazón, con cabeza. Intentando ayudar en base a mi experiencia, a lo que he ido aprendiendo durante todos estos años.
  • y quería hacerlo siendo yo, para poder crear una comunidad que vibre en mi misma onda.

Y en ello estoy. Aprendiendo cada día, disfrutando mucho del camino y feliz de haber encontrado personas que enriquecen mi día a día.

Así que hoy vengo a contarte qué cinco cosas me ayudan a lograrlo, por si alguna de ellas te puede servir a ti también. Sigue leyendo.

1. Muéstrate como tú eres

No intentes imitar a nadie y ser quien no eres.

Si lo haces, serás solo un sucedáneo y estarás desperdiciando el mejor activo que tiene tu marca para triunfar: TÚ. Tu personalidad, tu encanto, tus rarezas.

Si no gustas a todo el mundo, no pasa NADA.

Es más, si tienes personalidad (que obviamente la tienes), es difícil que gustes a todo el mundo. Habrá gente que conecte contigo y gente que no.

De lo que acabo de decir, quédate con la primera parte: habrá gente que CONECTE CONTIGO, que se identifique contigo. ¿No es eso maravilloso?

Céntrate en esas personas. Conecta con sus emociones y olvídate del resto.

Siempre hay un roto para un descosido.

2. Habla con tus seguidores

No sueltes tu rollo y desaparezcas.

¿Te imaginas ir a una fiesta, presentarte y no volver a decir ni mu?

Habla con la gente, interésate (de verdad, de corazón), ¡pregunta a tu audiencia! Y no solo cuando publiques. Dedica cada día un ratito* a ver lo que publican tus seguidores y otras cuentas de tu sector. Y deja tu opinión sincera en sus publicaciones.

¿Eres consciente de la visibilidad que te da hacerlo?

Además, vas a conocer gente estupenda que vibra en tu misma onda y aprenderás muchas cosas que merecerán la pena.

Si lo haces con el corazón, no es trabajo, sino diversión.

*Un ratito=al tiempo que tú puedas, dependiendo de tus circunstancias. Sino sabes cómo, descarga aquí mi guía gratuita.

3. No te dediques a vender, vender y vender

¿Seguirías a una Marca en la que en cada post trata de venderte algo? Pues eso.

Publica contenido relacionado de alguna manera con tu negocio. Inspira, ayuda y conecta con tu audiencia.

Ten tus objetivos claros (¿por qué y para qué tienes una cuenta en Instagram?) y guía a tu audiencia hacia ellos. De forma genuina y honesta, no se trata de engañar ni manipular.

Si solo me quieres por el interés, hasta luego, Andrés.

4. Sé generosa

Te aseguro que, si ayudas a tu público y consigues conectar con él, no tendrás una lista de seguidores, sino una comunidad de personas a las que inspiras, que se fían de tu criterio y recurrirán a ti cuando necesiten tu ayuda o tus productos.

Esto significa también, que cuando lances tu infoproducto, o tu nueva colección de lo-que-sea, serán los primeros en querer comprarlo.

En las relaciones y en el amor, la confianza se logra dando.

5. No tengas prisa

Claro que a todas nos gustaría tener miles y miles de seguidores, pero ¿de verdad quieres en tu comunidad a gente a la que no le interesa lo que tienes que contar?

Además de bajarte el engagement y esas cosas (de las que hablaremos en otros posts), hablarle al vacío resulta súper frustrante.

Más vale pocos seguidores, pero comprometidos contigo, que muchos y que nunca aparezcan por tus posts (que con lo que cuesta escribirlos, maldita la gracia sentir que nadie los lee).

Ten paciencia y disfruta del camino.

Las buenas relaciones se cuecen a fuego lento.

Dime ¿algo de lo que te he contado resuena contigo? ¿tienes claro cómo hacer crecer tu comunidad? Me encantará conocer lo que a ti te funciona. Te leo y te respondo en comentarios