Propuesta de valor

La propuesta de valor de un paquete de pipas

El otro día compré un paquete de pipas (te lo cuento porque está relacionado con el buen marketing y puede darte pistas para tu negocio).

Pues eso. Que me entró un antojo tremendo y fui a comprar pipas. Me acerqué a la estantería y vi al menos 10 tipos diferentes de paquetes. No exagero.

Estaba a punto de desistir, cuando llamó mi atención un paquete que incluía una bolsa de papel con un mensaje parecido a “Por una ciudad sin cáscaras”.

Confieso que algo que me frena a la hora de comprar pipas es que tengo que ir echando las cáscaras en la mano hasta la siguiente papelera y suele ser un coñazo, la verdad. Por eso, la bolsita me pareció el invento del siglo.

Así que me gustó tanto la idea, que las compré.

¿Qué por qué te cuento esto?

Porque siempre te estoy dando la matraca sobre la importancia de diferenciarte de tu competencia. Y muchas veces me dices que no sabes cómo, que te parece difícil, que todos hacéis lo mismo, que es imposible hacerlo distinto…

Y resulta que, con pegar una bolsa de papel a un paquete, tienes un factor diferenciador que-te-cagas. 

Práctico, sencillo, fácil de implementar y muy barato (vamos, que metes el coste en el PVP y ya está). Y lo más importante, que elimina de raíz una de las barreras que tiene el cliente para no comprar.

¿Que nos complicamos la vida buscando esa diferencia que hará que nuestro cliente se decante por lo que vendemos?

Sí.

¿Que podemos averiguar qué es eso que nos hace únicos?

También.

Si no te ves capaz, pincha aquí y mira cómo puedo ayudarte.

Un abrazo, 

Teresa

Deja un comentario